Saltar el contenido

Visto para sentencia por el Tribunal de Cuentas el caso del ‘proces’: en el aire la cuestión prejudicial a la UE

Menos de 1 minuto Minutos

Si la amnistía entra en vigor antes de la sentencia, la magistrada puede cursar una cuestión prejudicial al TJUE, que tarda en pronunciarse hasta dos años

Una noticia relativamente inadvertida en plena avalancha de escándalos del Gobierno la protagonizó el Tribunal de Cuentas, que el día previo a la aprobación de la amnistía dejó visto para sentencia el procedimiento por la responsabilidad contable por el 1-O y por la acción exterior del gobierno regional. Una situación procesal que abre la posibilidad de solicitar una cuestión prejudicial a la UE

En la causa, el Ministerio Público reclama 3,1 millones de euros de forma conjunta y solidaria a los 35 encausados, ex altos cargos del gobierno autonómico catalán.

Según recogió ‘El Periódico’ de fuentes del propio Tribunal de Cuentas, si la amnistía de Sánchez entrase en vigor antes de que se dicte sentencia, se puede cursar una cuestión prejudicial al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).

Este supuesto ocurriría si la magistrada que emite la sentencia lo considera necesario, pues el Derecho europeo pone especial énfasis en perseguir delitos perpetrados con dinero público.

El TJUE puede tardar hasta dos años en pronunciarse

El citado medio añade que, si se produce el recurso, implica paralizar la resolución de la presunta responsabilidad contable hasta que el TJUE se pronuncia, lo que puede demorar alrededor de dos años.

La magistrada rechazó las peticiones de paralización del procedimiento por parte de la defensa de los presuntos delincuentes de ERC, que esperaban el inminente carpetazo por la amnistía de Sánchez.

Ex Altos cargos catalanes implicados en el referéndum ilegal y las ’embajadas’ regionales

El Tribunal de Cuentas abrió un procedimiento contra el fugitivo Carles Puigdemont y otros 34 compinches, excargos del gobierno autonómico catalán, por su presunta responsabilidad contable en el supuesto desvío de fondos para el referéndum ilegal del 1-O y la ‘acción exterior’ del Ejecutivo regional en el marco del ‘procés’.

Según recuerda ‘Confilegal’, además del fugitivo Puigdemont, figuran como encausado el expresidente catalán Artur Mas, que ya fue condenado por el mismo Tribunal a devolver 5,9 millones de euros por organizar otra consulta ilegal en 2014.

También están procesados los exconsejeros condenados por el Supremo, Raül Romeva y Jordi Turull, los exconsejeros fugitivos Toni Comín y Lluís Puig, los exdelegados de la Generalidad en EEUU, Francia, Italia y Portugal y los delegados aún en el cargo en Alemania y el sudeste de Europa.

Entre los procesados figuran los exsecretarios del gobierno regional Joaquim Nim, Antoni Molons y Josep Ginesta y el exdirector del Diplocat, Albert Royo.

Además esperan sentencia nueve procesados por el Juzgado de Instrucción nº13 de Barcelona por los preparativos del referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017.

Deja tu respuesta