Saltar el contenido

Vuelve la gripe por Navidad, como cada año salvo el de la Covid-19

Menos de 1 minuto Minutos

Los grandes medios, propietarios de las grandes farmacéuticas, alertan a diario sobre el aumento extraordinario de enfermedades respiratorias

Las televisiones lo advierten a diario, y como cada año por estas fechas: “Aumentan un 37% las enfermedades respiratorias en una semana, sobre todo de gripe”. “Las infecciones respiratorias aumentan a las puertas de la Navidad”. “800 casos por cada 100.000 habitantes, con la gripe liderando los nuevos positivos por encima de la COVID-19 y la bronquiolitis, y especial incidencia en niños menores de 4 años”. 

La tasa de incidencia de enfermedades respiratorias agudas en España en Atención Primaria se sitúa en 739,9 por 100.000 habitantes, lo que supone un aumento del 37,17% con respecto a la semana anterior, sobre todo en gripe, cuando la cifra fue de 539,4, según el Instituto de Salud Carlos III.

En consecuencia, gripe y covid saturan ya las consultas y las urgencias de toda España por la falta de personal… Y es que el principal sindicato de funcionarios, CSIF, también como cada año, denuncia “que la sanidad pública prescindió de 43.000 empleos entre septiembre y noviembre” y exige al Consejo Interterritorial más personal y financiación.

Las grandes farmacéuticas, propietarias principales de los medios de comunicación más relevantes del mundo, también de las vacunas creadas para luchar contra las enfermedades respiratorias, han puesto el grito en el cielo como siempre por Navidad ante un aumento ‘desmesurado’ de gripe y ante lo que se suponen son nuevas cepas de la Covi-19 mucho más contagiosas y peligrosas, o sobre neumonías incipientes y procedentes de China.

Colapso, colapso… Año tras año…

Pero hemos comprobado en LA BANDERA que, año tras año, desde los últimos diez años, este tipo de enfermedades son recurrentes y habituales desde finales de diciembre hasta finales de febrero; y siempre ha habido colapso y saturación de los centros hospitalarios.

Ofrecemos algunos de esos titulares (recurrentes) que se repiten, calcados, desde tiempos inmemoriales, pero lo cierto es que las tasas de incidencia de las enfermedades respiratorias apenas varían, incluso el año de la pandemia puesto que, ese invierno no hubo gripe y las enfermedades respiratorias se concentraron caprichosa y oportunamente en la Covid-19 que dejo de lado otro tipo de infecciones respiratorias.

Por ejemplo, año 2013. 11 de enero. Todos los medios repetían una y otra vez, y aquí reproducimos: “Las consultas se disparan por procesos bronquiales, diarreicos y virus gripales…”. Al año siguiente, enero 2014: “Hacinados en los pasillos por los efectos de la gripe”.

En 2015 sucedió exactamente lo mismo pero los medios lo trataban como algo excepcional y repetían una y otra ver, tal y como reproducimos: “La saturación de las urgencias por la gripe obliga a Sanidad a abrir 150 camas. Los trabajadores culpan de la situación al cierre de plazas y la reducción de personal”.

Los siguientes años, mismos titulares: “La gripe colapsa los hospitales de media España”. “Colapsos y desbordamientos en urgencias y ambulatorios de España por la gripe”. “Epidemia de gripe: así sufre un médico de Urgencias el colapso del sistema en 2018”. “Hospitales de Madrid se colapsan a primeros a finales de 2019 y primeros de 2020”. Y ese año, en enero, antes de la llegada de la Covid-19… “El Sindicato de Enfermería denuncia colapso en hospitales de once comunidades por la falta de previsión ante la gripe”.

Y entonces llegó el coronavirus

Todo cambió a finales de 2020 y primeros de 2021. Fue el momento del incremento habitual de enfermedades respiratorias de los colapsos en los hospitales de la falta de camas, pero en esta ocasión la culpable no fue la gripe, fue el nuevo coronavirus.

Y volvemos al presente, a diciembre de 2023, cuando nuevamente las tasas de gripe y de bronquiolitis presentan una fluctuación al alza, y el porcentaje de positividad a SARS-CoV-2 aumenta a 14,3%, para gripe aumenta a 20% y para virus respiratorio sincitial (VRS) se mantiene la positividad al 15,2%.

Incidencia de las enfermedades respiratorias en hospitales

En cuanto a la infección respiratoria aguda grave en hospitales (IRAG), la tasa global se mantiene estable, con 18,2 casos por 100.000 habitantes. Por grupo de edad, las mayores tasas de IRAG se observan en niños menores de un año y en adultos de 80 o más años. 

La tasa de hospitalización por Covid-19 en esta semana se sitúa en 1,9 casos por 100.000 habitantes (1,7 casos por 100.000 habitantes en la semana previa) y se observa un aumento desde las últimas tres semanas. Las mayores tasas se observan en el grupo de adultos de 80 o más años (16,6 casos por 100.000 habitantes).

En cuanto al VRS, la tasa de infección en Atención Primaria aumenta su pendiente de ascenso, mientras que, por grupo de edad, se observa una tendencia a la estabilización en menores de 5 años.

Por último, respecto a la tasa de hospitalización por VRS en dicho periodo se sitúa en cuatro casos por 100.000 habitantes, con una evolución creciente desde mediados de octubre.

Virus respiratorio sincitial (VRS)

Este año los medios están haciendo mucho hincapié en el VRS. Pero casi todos los niños contraen el virus respiratorio sincitial (VRS) al menos una vez antes de los 2 años. Para la mayoría de los niños sanos, el VRS es como un resfriado. Pero algunos niños se enferman gravemente con VRS.

El virus respiratorio sincitial o VRS es uno de los muchos virus que causan enfermedades respiratorias. Se propaga como el virus del resfriado de persona a persona. Entra al cuerpo a través de la nariz o los ojos, generalmente por contacto con saliva infectada, mucosidad o secreción nasal.

Este virus generalmente se presenta a fines del otoño hasta principios de los meses de la primavera.

Típicamente, el VRS causa un resfriado que puede ir seguido de bronquiolitis o neumonía. Los síntomas del VRS suelen ser peores entre los días 3 y 5 de la enfermedad. Los síntomas generalmente duran un promedio de 7 a 14 días.

Deja tu respuesta