Saltar el contenido

Desalojado el edificio okupado por magrebíes en Majadahonda

Menos de 1 minuto Minutos

Los okupas, varios de ellos con múltiples antecedentes penales, tenían preparado un arsenal para atacar a la policía

En la mañana de este domingo, un total de 150 agentes de la Guardia Civil y la Policía Local, incluyendo miembros de los GRS, han llevado a cabo un operativo en el centro de Majadahonda (Madrid) para desalojar un edificio okupado.

La actuación ha comenzado a las 06:00 de la mañana y ha culminado sin altercados importantes, aunque algunos okupas se han resistido a abandonar el edificio al principio de la intervención. La mayoría de los okupas eran de origen magrebí, entre ellos delincuentes con antecedentes policiales. En total se han producido cinco detenciones.

Extintores, adoquines y vallas de obra listas para lanzar desde la azotea del edificio okupado

Daniel Esteve, responsable de Desokupa, describió el auténtico arsenal que los delincuentes tenían preparado para agredir a los agentes, pero no pudieron usarlo ante la rapidez de la intervención del dispositivo policial desplegado.

Entre el material requisado por los agentes, relató Esteve, figuraban extintores, adoquines, una botella con ácido, palos, vallas de obras y más de 800 botellas que habían sido recolectadas. Todo el material listo para arrojarlo desde la azotea del bloque de viviendas. Además, los agentes también intervinieron múltiples cuchillos y hasta una katana.

Una vez desalojados los delincuentes por las fuerzas del orden, la empresa Desokupa pudo acceder para proceder a la recuperación del inmueble.

Desalojo autorizado tras las agresiones del pasado miércoles

El desalojo ha sido autorizado por un Juzgado de Majadahonda después de que el abogado de la empresa Desokupa, Jorge Marín, solicitara una medida cautelar de desalojo inmediato.

El letrado fundamentó su petición en los graves altercados sucedidos en el intento de desalojo previo del edificio okupado. El propietario del bloque de viviendas del número 6 de la calle Doctor Ciriaco García encargó la recuperación del inmueble a la empresa Desokupa, pero no pudo llevarse a cabo ante la violencia desatada por los delincuentes.

La juez argumentó en el auto la peligrosidad de los okupas, quienes acumulan antecedentes penales y conductas violentas. Según el documento, recogido hoy en “El Mundo”, la magistrada considera que:

A los moradores identificados se les imputan los tipos de lesiones, amenazas, defraudación de fluido eléctrico en relación con el anterior de usurpación, son personas con antecedentes penales, con conductas violentas, con tipos penales tales como robo con violencia, robo con fuerza, atentado, resistencia, lesiones y defraudación“.

El auto añade que:

La medida pretender impedir que los ilícitos se prolonguen en el tiempo como consecuencia de la naturaleza permanente del delito, el riego de incendio por la defraudación eléctrica y el progresivo deterioro del edificio como consecuencia del uso que los/as ilícitos/as ocupantes realizan, pues, partiendo que está debidamente probada la propiedad del edificio, se evidencia que es de nueva construcción“.

Primer intento de desalojo viral

El edificio okupado, de obra nueva, cuenta con 11 viviendas y dos áticos, aerotermia y placas solares. El inmueble fue ocupado nada más finalizar su construcción el año pasado por magrebíes que robaban y trapicheaban, según vecinos de la zona.

El pasado miércoles hubo un intento de desalojo en este mismo edificio por empleados de la empresa Desokupa que se hizo viral por la violencia empleada por los delincuentes, tal como se pudo apreciar en los vídeos grabados en el lugar.

El desalojo fue frustrado por los okupas, quienes arrojaron piedras y hasta un televisor a los trabajadores de Desokupa. Finalmente, los magrebíes del edificio okupado los atacaron con armas blancas, causando heridas a uno de ellos por una cuchillada.

Los okupas, que también habían atacado a periodistas enviados por Telemadrid y Antena 3, tenían un amplio historial que incluía amenazas, agresiones, altercados y desórdenes públicos.

A pesar de susantecedentes, los delincuentes obtuvieron respaldo en redes sociales y medios afines a la izquierda, indiferentes con los vecinos que sufren desde hace un año la lacra de violencia y delitos provocadas por los okupas.

Dichos medios y personas dedicaron a Desokupa los improperios habituales, además de iniciarse la consiguiente campaña de criminalización y reportes para lograr la suspensión del Twitter de la empresa.

Ninguna medida coercitiva de quienes protegen la delincuencia ha resultado efectiva para impedir que se cumpla la ley. Según el responsable de Desokupa, el desalojo de esta mañana “devolverá la tranquilidad a los vecinos de Majadahonda”.

3 Comentarios

  1. Ana Albi Murcia
    abril 16, 2023 @ 8:58 pm

    Todo mi apoyo a Dani desocupa y a la Bandera. Gracias por hacer justicia y por informar.

  2. Isra Cph
    abril 16, 2023 @ 10:05 pm

    Gracias por la información, la justicia siempre gana!

  3. Pepito Grillo
    abril 18, 2023 @ 12:43 pm

    el tema es que hace esta gente en españa y son miles. Alguien ha visto algun chino en una reyerta, violacion, follon, robando???? ni siquiera tomando una cervecita en una terraza. Del resto miles de paginas en prensa y no prensa, por que entran en españa delincuentes , acaso interesa? El objetivo es destruir a españa? Europa? SI.

Deja tu respuesta