Saltar el contenido

El absentismo y las bajas baten récords escandalosos que lastran la productividad

Menos de 1 minuto Minutos

Hoy se producen en España 300.000 bajas al día sin justificar y faltan a su puesto de trabajo 1,3 millones de personas, sobre todo funcionarios

Aunque asuste, es una realidad, especialmente entre los profesionales que trabajan para las administraciones públicas, es decir, los funcionarios, y también entre los trabajadores por cuenta ajena en grandes empresas. Todo lo contrario a lo que sucede al pequeño empresario y al profesional autónomo. Por lo visto, la salud de estos últimos trabajadores es mucho más dura y están mejor preparados física y mentalmente que los que ejercen su actividad para empresas públicas (sobre todo). Los funcionarios están de baja un 50 por ciento más que el resto.

Las cifras son tal cual y el absentismo laboral en España bate récords y lastra la productividad. Cada día 1,3 millones de personas faltan a su puesto de trabajo y, atención al dato, 300.000 lo hacen sin tener una justificación. La cifra, que supone actualmente un 6,2% de la población activa, si se incluyen las bajas médicas, se ha incrementado en más de un 20% en solo cuatro años. Así lo demuestra y corrobora el último informe de Randstad Research. Evidentemente, estos números reflejan un problema de máxima magnitud y se agrava, han advertido los expertos, por las dificultades para encontrar trabajadores en distintos sectores.

Desde Randstad se explica que “al contrario de lo que puede pensar la gente, en periodos de crisis económicas el absentismo se reduce y el periodo de las bajas se reduce. Cuando la situación económica mejora, en cambio, el absentismo tiende a aumentar. Aunque, ahora bien, a raíz de la pandemia por el Covid-19, todo parece haber cambiado. Durante la pandemia el absentismo creció, sobre todo el que estaba justificado a raíz de las bajas médicas, pero después, con la recuperación, cuando pensábamos que iba a disminuir ha seguido aumentando, ha ido creciendo sobre el nivel previo que se había llegado a normalizar.

El sector sanitario, donde más absentismo laboral hay

Y ¿dónde se produce mayor absentismo laboral? En realidad, ningún sector queda exento, pero destaca uno por encima: el sector sanitario. “No es algo que esté vinculado al salario, sino a otros factores como la carga psicológica. Algo muy presente en el sector sanitario, por ejemplo. Otro caso es cuando un trabajador hace huelga, aunque sea una causa injustificada es un derecho constitucional.

Por sectores, el informe resalta que los que más sufren de absentismo son, por encima de todos, la sanidad, como hemos dicho. Le siguen correos, jardinería, las actividades relacionadas con la Administración Pública (funcionarios), seguridad y defensa. Entre las más afectados figuran también la hostelería o el comercio, sectores que tienen tradicionalmente sueldos más bajos. Los trabajos vinculados con la ciencia, el cine, la consultoría, las finanzas y la contabilidad son los que presentan un menor nivel de absentismo.

Por comunidades autónomas, País Vasco encabezaría el ranking de las regiones con más absentismo laboral, seguido por las Islas Canarias y Cantabria, incluyendo no solo las bajas justificadas sino también las que obedecen a razones médicas.

Al absentismo se une, además, el problema para encontrar no solo empleo cualificado, sino de todo tipo. Según advierte el Instituto de Empresa Familiar, “nos faltan ingenieros e informáticos, pero también personas que trabajen en el mundo de la hostelería o el mundo industrial”.

Las bajas mensuales crecen y crecen

Además del absentismo, el aumento de las bajas mensuales fue 14 veces superior, con un coste total para empresas y mutuas de 21.527 millones. España acumuló 573.000 bajas por incapacidad temporal al mes durante 2022, un 34,6% más hasta un total de 6,8 millones. El coste directo para las empresas y las mutuas que cubren los gastos por contingencias comunes ascendieron a 21.527 millones de euros, un 14% más, según los datos recabados por el Observatorio de Contingencias Comunes de 2022, elaborado por Asepeyo.

Los procesos por baja médica acumulan 259 millones de días de baja, equivalentes a la jornada anual de 711.000 trabajadores. El aumento de las bajas mensuales fue 14 veces superior (2,5% en 2022) sin contar los casos derivados del Covid-19.

El coste directo para las empresas, que pagan del cuarto a decimoquinto día de baja, así como el eventual complemento a partir del decimosexto, aumentó un 12,4% en 2022. El coste para las mutuas, que pagan la baja desde el decimosexto día, subió un 15,7%, hasta 11.259 millones.

Los funcionarios, un 50% más de baja

Pero este impacto no es similar para las empresas públicas y privadas. Es mucho mayor en el caso de las públicas ya que las bajas causadas por los funcionarios tienen una duración de hasta un 50% más de tiempo que las de los asalariados.

Los trabajadores públicos pasaron una media de 49,3 días de baja frente a los 33 días que duró de media la baja de los empleados del sector privado, casi un 50% más.

El fin de las penalizaciones, el chollo para los funcionarios

Y es que el fin de las penalizaciones en 2019 en el sector público elevó el absentismo. La duración de las “incidencias” hace que hoy el gasto medio de las bajas de los empleados públicos sea de 747 euros, frente a los 390 euros del sector privado.

Y el caso de los autónomos

Mientras que un trabajador por cuenta ajena goza de una serie de beneficios que le amparan en caso de necesidad, la situación del trabajador por cuenta propia se presenta muy diferente. En España hay alrededor de 3,3 millones de autónomos en la Seguridad Social, de los cuales autónomos que no pertenecen a sociedades mercantiles, cooperativas u otras entidades societarias hay un total de 2 millones. Estos más de dos millones parecen estar imposibilitados a ponerse enfermos…

Deja tu respuesta