Saltar el contenido

El Supremo no amnistía a los malversadores del ‘procés’

5 Minutos

No se borran los delitos perpetrados con dinero público por los cabecillas independentistas Oriol Junqueras, Raül Romeva, Jordi Turull y Dolors Bassa

El Tribunal Supremo (TS) declara no amnistiados los delitos de malversación de caudales públicos por el que recibieron sendas condenas los siguientes cabecillas independentistas: Oriol Junqueras, Raül Romeva, Jordi Turull y Dolors Bassa. Los malversadores condenados no se ajustan a lo establecido en la propia amnistía de Sánchez, porque, según sentencia el TS, obtuvieron un beneficio patrimonial y afectaron potencialmente a los intereses financieros de la UE.

El auto de la Sala Segunda notificado este lunes razona las dificultades interpretativas a las que ha tenido que hacer frente por “la precipitación con la que este texto legal ha visto la luz, reflejada entre otros aspectos en la visible distancia entre la redacción inicial y la que finalmente ha sido publicada”.

‘Lenidad del legislador’ que da un trato ‘excepcional y personalizado’ a graves delitos

Los magistrados señalan el llamativo contraste entre la protección reforzada que la UE atribuye al delito de malversación de caudales públicos y “la lenidad del legislador español” que no duda en perdonar graves delitos, así como las consecuencias económicas que de ellos se derivan.

La resolución cita expresamente la Directiva europea -en trámite- sobre la lucha contra la corrupción que prohíbe el indulto o la amnistía del delito de malversación.

“Es especialmente difícil conciliar el esfuerzo de la UE por eliminar márgenes de impunidad para los malversadores con la voluntad del legislador español de dispensar un tratamiento excepcional y personalizado a unos delitos de especial gravedad, por el simple hecho de haber sido cometidos por unos concretos responsables políticos y en una determinada franja histórica”, entre el 1 de noviembre de 2011 y el 13 del mismo mes del año 2023, indica el auto.

El legislador abre ‘un paréntesis de jurisprudencia’ cerrado para el resto de ciudadanos

El legislador, afea el TS, abre “un paréntesis a cien años de jurisprudencia para unos hechos y unos protagonistas muy concretos” que “volverá a cerrarse para todos los demás ciudadanos que han sido condenados por un delito de la misma naturaleza”, denuncia el auto.

Malversadores no amnistiados, porque existió beneficio patrimonial

La Sala entiende que los acusados obtuvieron un beneficio personal de carácter patrimonial, porque quien “se apodera de bienes ajenos -en este caso, patrimonio público- comete un delito, aunque el metálico obtenido se destine a regalos a terceros, a limosna o a cualquier otra causa altruista”.

El castigo en los delitos patrimoniales no se justifica por ‘quedarse con las cosas de otro’, sino por ‘quitarle a otro las cosas’ , precisa el Tribunal Supremo.

Según el auto, los condenados “hicieron con el patrimonio ajeno que les estaba confiado lo que no pudieron o no quisieron hacer con su patrimonio. Destinaron aquél a sus propios objetivos personales, que no por ser políticos, dejan de tener esa vertiente también particular o sectaria”.

Los malversadores usaron fondos públicos para no pagar el ‘procés’ de su bolsillo

La Sala indica que “la única alternativa al alcance de los Sres. Junqueras, Romeva, Turull y la Sra. Bassa, si querían coadyuvar al proyecto independentista, era disponer de los fondos públicos de la Generalitat o pagar de su bolsillo. Y optaron por la primera de las opciones”

“Los responsables políticos que disponían de ingentes partidas presupuestarias y dispusieron de ellas para favorecer los mismos fines no vieron alterado su patrimonio en esas cuantías, porque no les hizo falta. El dinero de todos sirvió para no minorar el dinero de unos pocos. En definitiva, obtuvieron un beneficio personal de carácter patrimonial”.

Delitos no amnistiables por la afectación potencial a los intereses financieros de la UE

El TS también considera que impide el perdón de los delitos otro obstáculo: que afectaron potencialmente a los intereses financieros de la Unión Europea.

La afectación potencial, indica el auto, no es desdeñable según la Directiva 2017/2031, que insta a los Estados a proteger esos intereses –incluso en casos de tentativa-.

El Supremo razona que “la reciente experiencia advierte de las radicales consecuencias presupuestarias que la desconexión de un Estado con la UE -nuestro particular Brexit habría afectado una parte del territorio nacional- ha implicado en el equilibrio financiero comunitario”.

“Son más que evidentes las consecuencias que para el presupuesto de la UE -donde se aporta un porcentaje de la renta nacional bruta de cada país (…) podía llegar a representar la descomposición territorial de España y la consiguiente ruptura de los límites territoriales y políticos de la Unión”.

El debilitamiento de la fortaleza territorial de España y de la UE fue real, indica el auto, y se arriesgaron “las bases estructurales sobre las que se ha erigido el proyecto europeo”, aunque “no llegara a materializarse en una efectiva fragmentación territorial” con “nefastas consecuencias recaudatorias para la Unión”.

“Es indiferente que no se alcanzase el objetivo a estos efectos (…): es la potencialidad para lesionar intereses financieros lo que excluye las conductas del beneficio, no la efectiva lesión”, concluye el Alto Tribunal.

Un voto particular discrepante con los malversadores

Una magistrada suscribe un voto particular en el que expresa su discrepancia con el parecer mayoritario de sus compañeros con los delitos de los malversadores del ‘procés’.

Por otra parte, al analizar la exclusión que hace la amnistía respecto a delitos que afecten a los intereses financieros de la UE, la magistrada se muestra partidaria de elevar una cuestión prejudicial al TJUE.

Deja tu respuesta