Saltar el contenido

Koldo García y Víctor de Aldama, presuntos cabecillas de la trama de corrupción, declaran el jueves ante el instructor

Menos de 1 minuto Minutos

Gobiernos insulares y ministerios adjudicaron contratos a la empresa investigada por cobrar mordidas, que pasó de 0 euros a 50 millones de facturación

Koldo García Izaguirre está siendo interrogado este miércoles tras su detención ayer en Alicante por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil en el marco de la “operación Delorme“, llamada así por el apellido del inventor de las mascarillas.

Entre los detenidos en la “operación Delorme” se encuentran la esposa de García, Patricia Úriz, y el presidente del Zamora FC, Víctor de Aldama. Se investiga, entre otros hechos, si Koldo García y su viejo amigo, Víctor de Aldama, eran los presuntos cabecillas de una trama de mordidas a cambio de contratos públicos de compra de material sanitario.

Está previsto que seis de los detenidos comparezcan ante el juez Ismael Moreno, encargado del caso, a partir de las 9:00 del jueves. Los otros quince arrestados quedaron hoy en libertad, incluida la esposa de Koldo García.

La Audiencia Nacional supervisa la investigación, coordinada por la Fiscalía Anticorrupción en el marco de una operación que abarca delitos relacionados con organización criminal, tráfico de influencias y cohecho. De momento, se han realizado 26 registros domiciliarios en varias provincias españolas, incluyendo Madrid, Murcia y Alicante.

Dos gobiernos insulares y ministerios compraron mascarillas a la empresa relacionada con Koldo García

La investigación se centra en el gasto de 53 millones de euros a través de los ministerios de Fomento e Interior, así como de las comunidades autónomas de Canarias y Baleares.

Se da la circunstancia de que Canarias y Baleares estaban presididas por los socialistas Ángel Víctor Torres y Francina Armengol, hoy respectivamente presidenta del Congreso de los Diputados y ministro de Política Territorial.

Según ha recogido esta tarde ‘Voz Pópuli’, los gobiernos insultares dirigidos por Armengol y Torres adjudicaron a dedo durante lo peor de la pandemia compras de material sanitario a la empresa investigada en la trama de corrupción: “Soluciones de Gestión y Apoyo a las Empresas”, que pasó de facturar cero euros a superar los 50 millones en plena pandemia.

En el caso de Canarias, además, parte de las mascarillas proporcionadas eran de ínfima calidad y carecían del nivel de protección necesario. Según el citado medio, también adjudicaron a esta empresa contratos de compra de mascarillas el ministerio de Transportes, encabezado entonces por Ábalos, y el del Interior, dirigido por Marlaska.

Deja tu respuesta