Saltar el contenido

El PSOE estudia medidas legales por colgar la piñata de Sánchez en Ferraz

Menos de 1 minuto Minutos

La piñata de Ferraz: la nueva foto de navaja ensangrentada para tapar la amnistía, los acuerdos con proetarras y el referéndum separatista

Ministros del PSOE se han escandalizado al unísono este lunes por la piñata de Ferraz recurriendo a los lemas habituales, criminalizando a la oposición política y a los ciudadanos indignados con el Gobierno. El partido ya ha amenazado con represalias judiciales a los participantes y a los convocantes.

“El PSOE está estudiando todas las vías legales que afectan tanto a los que participantes como a los organizadores y a los presentadores en el canal oficial del evento que se convocó anoche en la calle Ferraz”, divulgó el partido en X, por considerar que una piñata colgada y apaleada “puede estar incluido dentro de un delito de odio“.

El ministro de Asuntos Exteriores del gobierno que pacta con Bildu, José Manuel Albares, difundió en X que: “Los discursos de odio tienen como objetivo deslegitimar lo legítimo y deshumanizar a las personas. Son una amenaza para la democracia y preceden a las acciones de odio”.

Olvidando las circunstancias antedichas, Albares también pidió “condenar el odio, la violencia y la intolerancia“.

El coro de ministros clamado contra la piñata

Según la portavoz del gobierno, Pilar Alegría, los convocados en la Nochevieja en Ferraz que colgaron la piñata: “Empezaron asediando las sedes del PSOE y ahora simulan el ahorcamiento del presidente del Gobierno. ¡Basta ya!”.

La ministra Morant, por su parte, ha recurrido al lema habitual de “la derecha y sus líderes convierten los insultos en lemas que invitan al odio” y “de esos barros vienen estos lodos“.

La vicepresidenta, María Jesús Montero, achacó la piñata de Ferraz ocurrió, porque se ha dado “aire a la extrema derecha“. Del mismo modo, aprovechó para criticar al PP: “Un grupo de energúmenos insultando gravemente al Presidente del Gobierno a la puertas de Ferraz y sin que Feijóo haya hecho nada para impedirlo ni lo haya condenado aún”.

El ministro Óscar Puente, que tampoco destaca por su educación a la hora de menospreciar a la oposición y la ciudadanía crítica con el Gobierno, ha seguido la pauta marcada en X:

“La verdad es que han dejado de hacer gracia hace bastante tiempo. Las actitudes complacientes de algunos líderes del PP y de sus terminales mediáticas les han dado alas. Esto no se puede consentir ya”, denunció Puente.

La nueva navaja ensangrentada de la izquierda y sus colaboradores

El equivalente político y mediático de la berrea del ciervo, pero sin necesidad de viajar al parque de Monfragüe en época de celo, está teniendo lugar este primero de enero por parte de políticos izquierdistas, por aquellos de la supuesta oposición que aspiran a ganarse su perdón y amistad, y por los medios afines de ambos colectivos.

La piñata de Ferraz, además de servir para reprimir al discrepante, se ha convertido en la nueva foto de navaja ensangrentada para generar ruido mediático y tapar el escándalo de la amnistía de Sánchez, sus acuerdos con proetarras y la negociación del referéndum separatista.

En esta ocasión, en vez de una hipersensible Yolanda Díaz, ministros del Gobierno corearon denuncias contra una piñata de Sánchez apaleada. Queda por ver si el próximo San José organizan similar escándalo y la fiscalía de Sánchez actúa de oficio contra maestros falleros por quemar ninots que caricaturizan políticos -de su cuerda- en Valencia.

Deja tu respuesta