Saltar el contenido

Salvador Illa adjudicó 43 contratos por la vía de emergencia saltándose organismos de control

Menos de 1 minuto Minutos

Según el Tribunal de Cuentas, usó también la urgencia sanitaria para adjudicaciones directas que no tenían nada que ver con la pandemia

El ministerio de Sanidad, encabezado por Salvador Illa durante la pandemia, eludió la fiscalización de organismos de control de la mayoría de los contratos adjudicados por la vía de emergencia durante la crisis sanitaria, tal como ha detectado el Tribunal de Cuentas del Reino.

Según el último informe emitido por el Tribunal, el ministerio bajo la dirección del socialista Illa se saltó en múltiples adjudicaciones la obligación legal de informar a la Intervención Delegada, impidiendo que existiera control alguno por parte de la Intervención General de la Administración del Estado.

La Ley establece la obligatoriedad de las Administraciones de dar cuenta a la Intervención Delegada en el momento de iniciar el contrato, pero el 34% de las licitaciones de Sanidad “no acreditaron en los expedientes el cumplimiento a la obligación”.

En otro 27%, sigue el informe del Tribunal de Cuentas, la comunicación del ministerio de Illa a la Intervención se hizo mucho después de la licitación, por lo que ya carecía de sentido.

Salvador Illa: ‘No salió ni un solo euro del ministerio hacia esta empresa, ni Ábalos ni nadie que yo conozca intercedió’

El Tribunal de Cuentas advirtió de 14 adjudicaciones de la cartera dirigida por Illa en las que no se informó a la Intervención General y otros 29 más en las que la comunicación se realizó de forma muy tardía.

En las alegaciones de Sanidad, se achaca el descontrol a la falta de personal por las dificultades ocasionadas por la pandemia, sin embargo el Tribunal responde que “no se considera justificado”, habida cuenta de la necesidad de informar por los cauces previstos para poder fiscalizar los contratos.

Salvador Illa remitió un escrito al Tribunal, antes de publicar el informe que destapa las irregularidades, negándose a dar explicaciones personales al respecto, remitiéndose a las alegaciones ya presentadas.

En declaraciones a RNE el pasado jueves, Salvador Illa insistió en que Sanidad no contrató los servicios de la empresa ligada a la trama de cobro de mordidas: Soluciones de Gestión.  

No salió ni un solo euro del ministerio hacia esta empresa, ni Ábalos ni nadie que yo conozca intercedió al respecto”, afirmó Illa, subrayando que tiene “la conciencia absolutamente tranquila”.

El ministerio usó la vía de emergencia para adjudicaciones que no tenían nada que ver con la pandemia

El Tribunal de Cuentas auditó 152 contratos adjudicados por los ministerios de Sanidad, Transportes, Hacienda, Seguridad Social, Trabajo, Agricultura, Asuntos Económicos, Consumo, Industria y Transición Ecológica.

Tras la fiscalización, el Tribunal de Cuentas señaló que Sanidad “es el ministerio que tiene, con notable diferencia, el mayor peso, tanto por el número de contratos celebrados (52,6 % del total) como por el importe adjudicado (el 97%)”.

Según el informe del Tribunal, de 80 contrataciones de emergencia por Sanidad durante 2020, el 35% presentan irregularidades, e incluso se usó la vía de urgencia abierta por el Estado de Alarma para realizar adjudicaciones que no tenían nada que ver con la crisis sanitaria.

Una de ellas es la adjudicación de servicios de consultoría, gestión de redes sociales y apoyo al gabinete de comunicación “sin que en el expediente ni en el contrato quede justificada vinculación alguna con la atención a la crisis sanitaria“, destaca el Tribunal.

Del mismo modo, tampoco existían, según el informe, “otras razones que avalaran la emergencia, sino más bien con razones organizativas de orden interno”. Existe también otra adjudicación de un informe para las comunidades de Aragón y La Rioja que carece de documentación justificativa.

‘El Economista’ recoge una tercera adjudicación de 99.853 euros de la Agencia Española del Medicamento para obras de reforma de un comedor con “debilidades en la justificación de la emergencia”.

Deja tu respuesta