Saltar el contenido

Un marroquí entra en el cuartel de la Guardia Civil de Roquetas de Mar (Almería) al grito de “Allahu akbar”

Menos de 1 minuto Minutos

Un agente fue agredido por este marroquí y sufrió lesiones en una mano. El delincuente importado es un inmigrante ilegal

Los agentes del cuartel de la Guardia Civil de Roquetas de Mar (Almería), han vuelto a sufrir un ataque en el desempeño de sus funciones, a manos de un inmigrante marroquí de 25 años.

El pasado viernes 16 de febrero sobre las 13:00 horas, este marroquí se plantó en el cuartel en “actitud absolutamente violenta y agresiva” y “gesticulando de forma enérgica llevándose el dedo pulgar al cuello en clara amenaza” mientras gritaba “Allahu akbar”, es decir, “Alá es grande”.

Tras estas actuaciones por parte del inmigrante, fue detenido. Durante el traslado a los calabozos de las dependencias del puesto situado en la calle Duque de Ahumada, se giró sorpresivamente y propinó a uno de los agentes dos puñetazos en la cara que logró bloquear, si bien al caer al suelo se dio un fuerte golpe en la mano derecha.

Una vez reducido el agresor por los compañeros, el guardia civil herido fue desplazado hasta el hospital Vithas Almería donde fue operado de urgencia de la fractura del quinto metacarpiano. El parte emitido por el forense, que tendrá que determinar posteriormente las secuelas cuando se estabilicen las lesiones, recoge que tuvieron que colocarle un tornillo, dos agujas, grapas quirúrgicas e inmovilizarle la mano con una férula de yeso.

El Juzgado de Primera Instancia N.º 2 de Roquetas ordenó el ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza para este inmigrante que se encuentra en situación irregular.

Deja tu respuesta