Saltar el contenido

El delegado de gobierno de Sánchez prohíbe rezar el rosario ante la iglesia de Ferraz

Menos de 1 minuto Minutos

El delegado tras las cargas policiales contra los concentrados en Ferraz amenaza al grupo de católicos que reza en la entrada del templo

Andrés Calderón, organizador de rezos del rosario en la puerta de la iglesia del Sagrado Corazón, cercana a la sede del PSOE de Ferraz, acaba de recibir una comunicación del delegado del Gobierno en Madrid, Francisco Martín Aguirre, prohibiéndole realizar el acto.

Según el documento compartido por el ciudadano amenazado por el Gobierno, queda prohibido rezar el rosario de 19:30 a 20:00 en la entrada del templo, durante los días 28, 29 y 30 de noviembre.

El delegado de Sánchez ha optado por intentar amedrentar un acto católico parar rezar por la nación, protagonizado por unas decenas de personas, en la puerta de una iglesia cercana a la guarida socialista en Ferraz.

El rezo público se viene realizando desde el día 12 cada día a las 19:30 horas en las escalinatas del templo dedicado al Inmaculado Corazón de María, pero el Gobierno decidió ayer lunes que “no se celebre la concentración”, alegando que no estaba correctamente comunicada según la ley. En otras palabras, las mismas normativas jamás invocadas para impedir rezos colectivos diarios de musulmanes invadiendo espacios públicos en toda España.

También se da la circunstancia de que el lugar del rezo, la entrada de la parroquia, forma un chaflán en la esquina de Ferraz con Marqués de Urquijo y se accede a ella por unas escaleras, por lo que puede celebrarse el acto católico sin siquiera obstaculizar el paso de peatones en la acera.

Tras la ridiculización, las amenazas desde el Gobierno

Francisco Martín Aguirre es el mismo delegado de gobierno que pronunció un repugnante elogio sobre presuntas contribuciones de Bildu al país, para acto seguido denigrar a quienes no desprecian a España, a quienes tachó de “patrioteros de pulsera“.

Tras la detención de una mujer mayor concentrada ayer en Ferraz (y del joven que la defendió), la delegación de gobierno de Martín Aguirre pisa el acelerador a la hora de acallar las protestas ciudadanas contra el golpe de Sánchez.

Si bien las terminales mediáticas y en redes sociales subvencionadas por el gobierno han ridiculizado a los católicos concentrados para rezar el Santo Rosario, la respuesta desmedida del delegado muestra bien a las claras el temor que genera un pequeño grupo de personas con fe a quienes detentan el poder, hasta el punto de considerarlo un riesgo para el orden público.

En ese sentido, desde hace días, ha crecido la polémica la respuesta policial orquestada por Interior contra los concentrados de Ferraz, con uso de medios antidisturbios y contundencia jamás vista en concentraciones proetarras y de extrema izquierda, o en las avalanchas violentas de ilegales contra las fronteras españolas.

1 Comment

  1. Jaime Dllr
    noviembre 28, 2023 @ 5:45 pm

    Ahora resulta que rezar es delito…

Deja tu respuesta