Saltar el contenido

Golpe al narcotráfico en Canarias: 50 detenidos y 7 toneladas de droga intervenidas

Menos de 1 minuto Minutos

La Guardia Civil desmantela en Gran Canaria una organización dedicada al narcotráfico que enviaba cargamentos de cocaína y hachís a Europa

La Guardia Civil, junto con la colaboración de las autoridades portuguesas, francesas y británicas, ha llevado a cabo la exitosa operación “Castle” contra el narcotráfico, saldada hasta ayer martes con la detención de 50 personas y la incautación de 4.800 kilogramos de hachís y 1.962 kilogramos de cocaína. La Guardia Civil frustró el envío de un alijo de cocaína cuando otra organización criminal, asentada en Gran Canaria, iba que hacerse cargo de la droga tras el desmantelamiento de la banda que operaba en la península.

La operación Castle se inició en 2022, cuando la Guardia Civil descubrió una organización dedicada al narcotráfico asentada en Huelva y en el Campo de Gibraltar, con vínculos en territorio portugués, responsable de la mayoría de las rutas de narco-lanchas por todo el territorio español.

Durante el transcurso de la operación, los agentes de seguridad interceptaron tres alijos de hachís, el primero cerca de la desembocadura del río Guadiana, el segundo entre Algeciras y Tarifa, y un tercero en el río Guadalquivir.

Asociación entre bandas de narcotraficantes de hachís y de cocaína

Cuatro narcotraficantes fueron detenidos como resultado de esta redada, e investigaciones posteriores revelaron la existencia de una organización dedicada al tráfico de drogas que operaba en el sur de España y Portugal. Tras una exhaustiva investigación, las fuerzas del orden descubrieron que la cúspide de la organización se ubicaba en el Campo de Gibraltar y operaba asociada con otro clan en la provincia de Huelva, responsable de botar las embarcaciones en Portugal.

Como resultado de la información obtenida, los agentes llevaron a cabo una operación en verano del pasado año, realizando 21 registros domiciliarios en los municipios de Moguer, Lucena del Puerto, Bonares y Niebla en la provincia de Huelva, así como en San Roque, La Línea y Alcalá de los Gazules en Cádiz. Durante la operación, se detuvo a un total de 19 personas y se confiscaron dos lanchas rápidas, ocho motores de 350 CV, 3750 litros de gasolina, seis vehículos y numerosos dispositivos electrónicos y de comunicaciones.

Esta operación permitió a los agentes constatar que una parte de la organización había cargado la droga en la costa marroquí para despacharla en lancha rápida a la península. Sin embargo, la tripulación de la narcolancha no podía descargar la droga al conocer la detención de los líderes e integrantes de la banda y, tras varios días en el mar, contactó con otra organización establecida en las Islas Canarias para recibir apoyo en su operación.

La intervención de la Guardia Civil frustra el desembarco de la droga

Sin embargo, la Guardia Civil intervino antes de que pudieran completar su misión. Los narcotraficantes se disponían a desembarcar el cargamento en una playa del municipio de la Aldea de San Nicolás de Tolentino, en la isla de Gran Canaria, cuando los agentes establecieron un dispositivo y lograron localizar la embarcación.

En el momento de la operación, la policía halló una lancha semirrígida con tres motores de 375 CV y una furgoneta abandonada, la cual guardaba en su interior un total de 1962 kilogramos de cocaína. acto seguido, los agentes iniciaron el desmantelamiento de la estructura de narcotráfico de la banda asentada en las Islas Canarias. La policía realizó cuatro entradas y registros en las localidades de Telde y la Aldea de San Nicolás y detuvo a un total de 5 delincuentes en el operativo.

Operación de narcotráfico que abarcaba Europa, África y América

Las organizaciones dedicadas al tráfico de drogas no conocen fronteras y están dispuestas a colaborar entre sí para conseguir sus objetivos. En este sentido, las organizaciones que trafican con hachís han tejido redes con otras dedicadas al tráfico de cocaína. Estas organizaciones operan utilizando la ruta africana en ambos sentidos, transportando el hachís desde Marruecos hasta América, y la cocaína en sentido inverso, desembarcando en la costa oeste de África para posteriormente transportada hasta la Península.

La operación Castle ha sido llevada a cabo por el Centro Regional de Análisis e Inteligencia contra el narcotráfico junto con el Equipo Contra el Crimen Organizado de Canarias de la Unidad Central Operativa, sumado a las Comandancias de Sevilla, Huelva y Las Palmas. La coordinación corrió a cargo de Europol con las autoridades portuguesas, francesas y de Gran Bretaña.

1 Comment

  1. Ni punetera idea
    abril 21, 2023 @ 11:52 am

    Siempre he dicho y mantengo, pues las estrategias militares lo demuestran, para acabar con los generales hay que destruir su ejército.

    Muy bien que detengan NARCOS y retengan su mercancía no tanto, que luego pasa lo de Sevilla y la roban de los depósitos. Ya los detuvisteis, ya hay testigos y muestras para laboratorio, pues el resto a la quema pero ya, sin esperar a ¿Quién?

    Resido en un lugar donde han detenido a un agente de guardia civil, trasladando la mercancía y tenemos la población serías dudas de que ocurrió con otros 4 agentes que han desaparecido del mapa, el rumor es que también fueron detenidos días después.
    Yo cuento 5 detenidos y me faltan por ocupar dedos hasta ocupar los 20 almenos.

    Cuando preguntas, la mayoría de agentes a título individual nunca tuve opción a preguntar a la institución como tal.

    ¿Por qué no hacéis una limpia desde el misero y prepotente camello?

    La respuesta es siempre la misma: – es mejor pillar a los gordos para joder la distribución.

    Ya, si, si ya está visto, sólo con la respuesta. No por lo ocurrido esta temporada por aquí. Que digo yo, que si te limpias a los camellos que hay y que vendrán, los GORDOS se verán obligados a tomar riesgos mayores y a exponerse con mayor frecuencia, pero no, aquí dejamos que los camellos de barrio se muevan a sus anchas Trapicheando con nuestros jóvenes y no tanto, creando problemas en las familias, atenciones médicas de urgencias y “tratamientos” en salud mental. Destruyendo capitales económicos, y fomentandose las mamadas y folladas de nuestras hijas por medio gramo.

    Vamos que me lío como un trompo,
    No veo aviones atacando el kremlin, ni veo aviones atacando el Palacio Mariyinski en Ucrania.
    Veo por qué lo busco (no gracias a la prensa tradicional, preocupados con lo último de la Obregón y chorradas varias), la cruda guerra entre soldados, los que al final importan para bien y para mal.

Deja tu respuesta