Saltar el contenido

Ingresa en prisión el primer separatista violento tras la aprobación de la amnistía de Sánchez

Menos de 1 minuto Minutos

El agresor, junto a otro sujeto, tiraron a un hombre por las escaleras del metro por llevar una bandera española

Entra en la cárcel un separatista violento, condenado en 2021 a 3 años y 9 meses como coautor del delito de lesiones con alevosía y agravante de odio por tirar por las escaleras del metro a un hombre que llevaba una bandera española.

El 10 de noviembre de 2018, el condenado Abel Mora, y un compinche sin identificar formaban parte de los manifestantes violentos que trataron de boicotear la manifestación de Jusapol, siguieron a su víctima hasta la parada de metro de la plaza Urquinaona y acordaron atacarle a traición.

El criminal condenado negó durante el juicio la agresión a pesar de quedar registrada por las cámaras de grabación del metro.

Separatista violento encarcelado el mismo día que se aprueba la amnistía de Sánchez

El reo ingresó en la cárcel de Brians el mismo que el Congreso aprobó la ley de amnistía de Sánchez, aunque el socialista ha retrasado la publicación en el BOE para mitigar el voto de castigo en los comicios europeos.

La defensa del separatista violento estudia pedir su excarcelación por la amnistía de Sánchez, mientras que una plataforma de abogados separatistas incluye a Abel Mora en su lista de los 419 delincuentes amnistiables gracias que profesan el fanatismo independentista.

Lesiones con alevosía y agravante de odio amnistiables

El Supremo validó que Abel Mora es coautor del delito de lesiones con alevosía y agravante de odio porque con su compinche acordaron atacar a la víctima “con la única finalidad de ocasionarle daño corporal” y asegurar la huida movidos por sus “postulados independentistas de corte anarquista”.

Mora, añade el Supremo, “vigiló el entorno que permitió” que otro delincuente empujara al hombre por la espalda escaleras abajo del metro hasta golpearse frontalmente contra el suelo.

A raíz de la agresión, explica la sentencia, la víctima sufrió lesiones que precisaron de tratamiento quirúrgico y tardó en sanar 12 días, de los que 5 estuvo incapacitado para trabajar.

Como secuela, le quedó a la víctima un perjuicio estético moderado. Por todo ello, el separatista violento deberá indemnizar a la víctima con 9.000 €.

Deja tu respuesta