Saltar el contenido

La Audiencia Nacional rechaza archivar el ‘caso 3%’ para el PDeCAT

Menos de 1 minuto Minutos

Según los recurrentes, la responsabilidad civil y penal en el juicio de la presunta trama de mordidas del separatismo desaparecía con la extinción del PDeCAT

La Audiencia Nacional ha rechazado la petición del PDeCAT de archivar para esa formación el procedimiento del ‘caso 3%’ y declarar extinguida su responsabilidad civil y penal en la presunta trama de cobro de comisiones ilegales. Para la AN, existe responsabilidad a pesar de la desaparición del partido.

En noviembre de 2022, la Audiencia abrió juicio oral a los partidos PDeCAT y CDC y los extesoreros de esta última -Germá G., Daniel O. y Andreu V.- en el denominado ‘caso 3%’: la presunta estructura de corrupción organizada para financiar a dicho partido de forma ilegal a través de licitaciones de obra pública.

También llamado, caso ADIGSA y caso Convergència, presuntamente consistía en el cobro de comisiones ilegales del 3% del presupuesto de las obras públicas que adjudicaba el gobierno regional catalán.

En su resolución, el juez instructor acordaba la apertura de juicio oral a treinta personas físicas (políticos, empresarios y funcionarios de distintas administraciones e instituciones públicas de Cataluña), y a dieciséis personas jurídicas, entre las que figuran CDC y su sucesor, el PDeCAT.

Se mantiene la personalidad jurídica a efectos de reclamaciones pendientes en la liquidación

La representación del PDeCAT solicitó el archivo del procedimiento tras acordar un Juzgado de lo Mercantil de Barcelona la extinción de la persona jurídica de dicha formación. El Tribunal que enjuicia la ‘causa del 3%’, por el contrario, se niega basándose en la sentencia del Supremo 324/2017.

Dicho fallo señala, por un lado, que “la escritura de extinción y la cancelación de los asientos registrales de la sociedad extinguida conlleva, en principio, la pérdida de su responsabilidad jurídica, en cuanto que no puede operar en el mercado…”.

Sin embargo, continúa la sentencia, la sociedad sí “conserva esta personalidad respecto de reclamaciones pendientes basadas en pasivos sobrevenidos, que deberían haber formado parte de las operaciones de liquidación”.

Por tanto, concluye la sentencia, a efectos de “la liquidación de la sociedad, esta sigue teniendo personalidad y por ello capacidad para ser demandada”.

Según la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la AN, dicha sentencia avala que en la causa del 3% se mantenga la capacidad (y se reconozca la legitimidad) de la administración concursal del extinto PDeCAT para actuar por medio de su representación procesal a efectos de su defensa en el juicio. 

Deja tu respuesta