Saltar el contenido

La Fiscalía Europea abre una investigación sobre los contratos de mascarillas de los gobiernos socialistas de Canarias y Baleares

Menos de 1 minuto Minutos

La EPPO investiga presuntos delitos de malversación de caudales públicos, prevaricación y tráfico de influencias

La Fiscalía Europea (EPPO) en Madrid ha comunicado este lunes la apertura de una investigación relativa a los contratos de suministro de mascarillas suscritos durante la pandemia por los servicios de Salud de Baleares y Canarias. Ambos gobiernos insulares estaban encabezados por los socialistas Francina Armengol y Ángel Víctor Torres, respectivamente.

Tras recibir la denuncia de un particular, la Fiscalía Europea practicó medidas encaminadas a verificar su competencia para investigar estos hechos, entre otras, recabar información adicional de la Fiscalía Contra la Criminalidad Organizada y la Corrupción, y del Juzgado Central de Instrucción número 2 así como de los distintos organismos encargados de la gestión de los fondos europeos.

En atención a la información obtenida, la Fiscalía Europea ha decidido iniciar formalmente la investigación por presuntos delitos de malversación de caudales públicos, prevaricación y tráfico de influencias, de conformidad con el Reglamento 2017/1939 y la LO 9/21 que regula su funcionamiento.

¿Por qué investiga un organismo de la Unión Europea el ‘caso PSOE’?

El conocido inicialmente como ‘caso Koldo’ no quedó como un escándalo aislado, sino como una ramificación de una investigación judicial más amplia que engloba adjudicaciones sospechosas en múltiples Administraciones controladas por socialistas, desde ministerios, hasta gobiernos autonómicos.

Dentro de la presunta trama organizada de cobro de mordidas por adjudicaciones públicas de administraciones controladas por socialistas, figuran contratos pagados con fondos europeos y la Fiscalía Europea (EPPO) es la fiscalía independiente de la UE responsable de investigar, perseguir y juzgar los delitos que afectan a los intereses financieros de la Unión.

Siempre que exista la sospecha de que se ha defraudado o se está defraudando al presupuesto europeo -tanto en sus ingresos como en sus gastos-, las autoridades nacionales e instituciones y organismos de la unión tienen la obligación legal de denunciarlo sin demora a la Fiscalía Europea. Los ciudadanos de la Unión Europea también pueden denunciar directamente un delito a la Fiscalía Europea.

1 Comment

  1. Sergio1977
    marzo 5, 2024 @ 9:27 am

    No tienen escrúpulos a la hora de robar, no son ladrones, son la escoria más rastrera, aprovechar el momento de caos, de miles de muertos, encerrándonos en nuestras casas mientras ellos se van de fiesta con “fufurufas” (me encantó este término que dijo David) y polvos blancos, borracheras y juerga desmedida, y nosotros calladitos y a obedecer.
    Basta ya de seguir sometidos a esta dictadura social-comunista, es hora de salir a la calle y echar a estos bandidos de España.

Deja tu respuesta