Saltar el contenido

La trama rusa que apunta a Puigdemont en la investigación del ‘caso Voloh’

Menos de 1 minuto Minutos

Se investigan los vínculos y reuniones, antes y después del golpe de estado, entre emisarios rusos, Puigdemont y otros separatistas imputados

El juez instructor, Joaquín Aguirre, prorroga seis meses la instrucción de la trama rusa del golpe separatista que forma parte de la investigación del “caso Voloh“.

La trama rusa señala, según el auto, a Josep Lluís Alay, jefe de la oficina del fugitivo Puigdemont; al exdirigente de relaciones internacionales de CDC, Víctor Terradellas, y al informático Jaume Cabaní, quien según los investigadores de Tsunami se encargaba de “transformar el dinero malversado en criptomonedas“.

Según el magistrado, los imputados trataron de crear vínculos de “influencia política y económica para desestabilizar la democracia y la UE, consecuencias entre las cuales se podría producir la salida de España de la Unión por causa de la independencia unilateral de Cataluña apoyada por el Gobierno ruso”.

Tras revisar la documentación de la causa, el juez encontró “datos que identifican a personas y confirmarían las estrechas relaciones personales existentes entre algunos de los investigados con individuos de nacionalidad rusa, alemana o italiana”, algunos mientras ejercían cargos diplomáticos y mantenían relaciones con los servicios secretos rusos.

Un exdiplomático ruso se reunió con Puigdemont los días previos al golpe separatista

El juez considera que debe profundizar en las relaciones de los imputados y ciudadanos rusos, uno de ellos, un exdiplomático que se reunió con Puigdemont en su residencia oficial de Barcelona días antes de la declaración unilateral de independencia, el 27 de octubre de 2017.

También detalla otro encuentro propiciado supuestamente por Terradellas, en los que participaron un exmilitar ruso y Jordi Sardà, que en la reunión hizo de intérprete y de “enlace con el Gobierno ruso”.

Según mensajes encontrados en el teléfono móvil de Terradellas, los imputados preveían el estallido de “una guerra entre la UE y Rusia, siendo la invasión de Ucrania y la limitación del suministro de gas a Europa el primer paso de la estrategia política del Gobierno ruso” y Vladimir Putin, “para la desestabilización de la democracia y la Unión Europea”.

‘Ellos pueden prohibir la peseta, pero no pueden prohibir ir con bitcoins’

El auto explica que los rusos se reunieron con la exdirigente de Junts, Elsa Artadi, en el hotel Colón de Barcelona, para tratar sobre de “bitcoins“. Artadi declaró en sede judicial que mantuvo un par de encuentros con Terradellas y dos personas más, “cuyos nombres dijo desconocer”, pero sólo iba a escuchar para después informar a Puigdemont.

Según Terradellas, mantuvieron las conversaciones con dos rusos y Sardà en presencia de Artadi, porque Puigdemont “les pidió que continuaran las conversaciones con ellos (los rusos)”.

En las conversaciones entre el exdirigente de CDC, David Madí, y el mencionado Víctor Terradellas este le asegura que Puigdemont le había dicho: “Tenemos que ir hacia ahí” en alusión a las criptomonedas. Madí le llegó a transmitir a Terradellas que “ellos pueden prohibir la peseta, pero no pueden prohibir ir con bitcoins“.

Pare el juez, su “intención última era provocar un cambio en el modelo económico, transformando los recursos monetarios de los que puedan disponer en la actualidad o en el futuro en criptomoneda con la finalidad de evitar las acciones de control de los poderes públicos”.

La relación de Gonzalo Boye y Josep Alay con la trama rusa

También se investiga en la causa al jefe de la oficina de Puigdemont, Josep Alay, porque están acreditadas varias conversaciones entre él y el abogado de Puigdemont, Gonzalo Boye, “que revelan de manera inequívoca sus contactos con altos dirigentes” rusos, con varios viajes a Rusia.

Respecto a los contactos con personalidades rusas estos “se llevaron a cabo tanto antes de la supuesta declaración de independencia como después de ella, cuando Terradellas ya no era el punto de contacto en el ámbito ruso” (al ser detenido) y fue sustituido por Alay.

También se incluye en el auto un escrito de Terradellas donde figuran los nombres de Putin, Trapero, Artadi y MHP (Molt Honorable President), aunque “hasta el momento, los investigadores no han podido aclarar la relación” entre los mencionados.

En el auto, según recoge EP, consta que la prórroga de medio año se inicia a partir del 27 de febrero, cuando concluye el actual plazo de la instrucción.

Deja tu respuesta

Posts del Foro