Saltar el contenido

PSOE y Junts se reunirán en Ginebra con un verificador internacional

Menos de 1 minuto Minutos

Tras ceder en la amnistía y el verificador, Sánchez usa al PSOE como representante del Ejecutivo para negociar la exigencia del referéndum

Delegaciones de el PSOE y Junts tienen previsto un encuentro en Ginebra (Suiza) con un mediador internacional a principios del mes de diciembre, tal como pactaron como precio por la investidura de Sánchez. Mientras los separatistas exigen a Sánchez un referéndum de autodeterminación, lo socialistas optan por ampliar el Estatuto de Autonomía catalán de 2006.

Según los socialistas, una organización asumirá el rol de verificador internacional en esta reunión que, aunque estaba prevista inicialmente para este mes, se celebrará en diciembre. Las negociaciones tratarán sobre el referéndum secesionista en Cataluña, serán opacas y ocultando las actas, y sólo se conocerá el contenido una vez alcanzado el acuerdo.

Las negociaciones de la investidura, consistentes en que el PSOE aceptó cada exigencia separatista -las conocidas y las que están por conocerse- a cambio de siete votos de Junts, incluyeron una ley de amnistía, un verificador internacional, conversaciones en Suiza y, a partir de diciembre llega el turno de un futurible referéndum secesionista.

La delegación del PSOE estará encabezada por el secretario de Organización, Santos Cerdán, según anunció el propio Sánchez, durante su viaje a Israel y Palestina en una conversación informal con los periodistas seleccionados por Moncloa para cubrir el viaje.

Delegaciones de dos grupos parlamentarios negocian cesiones del Ejecutivo que afectan al Estado

Santos Cerdán, número 3 del PSOE, ya se encargó de gestionar las cesiones a los golpistas prófugos de Bruselas a cambio de la investidura de Sánchez. Una vez conseguida, Cerdán, encabezará la delegación del PSOE que negocia las siguientes cesiones del Ejecutivo a sus cómplices parlamentarios secesionistas ante un desconocido mediador internacional.

El propio Sánchez justificó la existencia de un mecanismo de verificación en las cesiones con Junts debido a la “desconfianza” existente entre la delegación del PSOE, y los secesionistas.

Junts reveló que las reuniones se celebrarán fuera de España, mensualmente, con la participación del golpista fugitivo, Carles Puigdemont, quien huyó de España en el maletero de un coche y lleva seis años en Bélgica evitando a la justicia española.

Según las fuentes socialistas consultadas por Europa Press, el rol de mediador no lo desempeñará una persona concreta, sino una organización especializada en mediación para “acompañar, verificar y dar seguimiento al proceso de negociación y a los acuerdos alcanzados entre ambas formaciones”.

Deja tu respuesta