Saltar el contenido

Ábalos dimite de la Comisión de Interior, pero mantiene su acta de diputado a pesar del ultimátum de Ferraz

Menos de 1 minuto Minutos

La ejecutiva del partido intenta evitar con la inmolación de Ábalos que el ‘caso Koldo’ se convierta en el ‘caso PSOE’

Tras un fin de semana de alta tensión por las revelaciones del ‘caso Koldo‘, el exministro y diputado socialista, José Luis Ábalos ha dimitido de su cargo en la comisión parlamentaria de interior, pero mantiene de momento su acta de diputado, haciendo caso omiso del ultimátum del partido.

La situación se había convertido en un callejón sin salida para el ex dirigente socialista, pues el próximo miércoles tenía agendado presidir la citada comisión parlamentaria que, entre otros asuntos, aborda presuntos casos de corrupción.

Con la inmolación de Ábalos, el gobierno intenta evitar que el ‘caso Koldo’ se convierta en el ‘caso PSOE’ o ‘caso Moncloa‘ por la presunta relación de altos cargos socialistas con las concesiones de contratos a la empresa investigada por las mordidas.

Ultimátum de 24 horas a Ábalos

Alrededor de las 11:30 de esta mañana, la portavoz de la Ejecutiva Federal del PSOE, Esther Peña, declaró en rueda de prensa que había solicitado a Ábalos la entrega de su acta “en las próximas 24 horas“, “por unanimidad”, aunque saben “que no está imputado ni su nombre figura en la investigación que todos conocen”.

“No somos fiscales. No juzgamos. Pero a pesar de todo, la Ejecutiva Federal considera que sí existe una responsabilidad política“, afirmó la portavoz.

De momento, según adelantó ‘eldiario.es’, Ábalos conserva cierto margen de maniobra, hasta el mediodía de mañana aproximadamente. El escaño de José Luis Ábalos es suyo, no del PSOE, y, aunque lo expulsen del partido, el diputado irá al grupo mixto, desde donde podrá seguir votando en los plenos.

Ábalos como cortafuegos para que el gobierno imposte que lucha contra la corrupción

Al sacrificar un ex dirigente socialista venido a menos, como Ábalos, el PSOE planea evitar que altos cargos en ejercicio, presuntamente relacionados con las adjudicaciones a la empresa investigada, figuren en los titulares de prensa junto a los ya denostados Koldo y Ábalos.

Por otra parte, el gobierno podrá impostar una supuesta lucha contra la corrupción -como si nadie conociera las actividades de quien era el nº 3 del propio partido– y, de paso, organizar comisiones parlamentarias a medida con las que publicitar casos que se puedan relacionar con la oposición.

Deja tu respuesta