Saltar el contenido

AVA-ASAJA pide a las Administraciones españolas que investiguen la caída brusca del 30% de precios de los cítricos

Menos de 1 minuto Minutos

Exigen inspecciones de oficio a los principales operadores y distribuidores ‘para descartar prácticas anticompetitivas’, porque ningún factor explica el desplome

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) pide a la Administración autonómica y nacional que realicen una investigación a fondo para esclarecer las causas de la brusca caída de los precios en origen de los cítricos. Según la Lonja de Cítricos de Valencia, las cotizaciones de las naranjas se desplomaron un 30% en el último mes. Las naranjas, que recibían precios razonables desde febrero, cayeron por debajo del umbral de rentabilidad.

La organización agraria ha exigido una intensa campaña de inspecciones de oficio a los principales operadores comerciales y cadenas de distribución “para descartar prácticas anticompetitivas, e incluso un posible contubernio, ya que, con los datos oficiales disponibles de la Comisión Europea, ningún factor técnico por sí solo puede explicar de manera decisiva este desplome tan acusado de los precios que perciben los productores”.

Precios de cítricos por debajo de los costes de producción

Asimismo, AVA-ASAJA insta a la Agencia de Información y Control Alimentario (AICA), dependiente del Ministerio de Agricultura, que investigue, y en su caso sancione, cualquier contrato de compraventa de cítricos cuyo precio esté por debajo de los costes medios de producción.

La Asociación cita los ejemplos de la variedad Navel Lane Late, que pasó de 0,36 a 0,25 €/kg, y de la variedad Valencia Late, que arrancó sus operaciones con 0,21 €/kg; ambas cifras por debajo de los costes de producción. Respecto a las mandarinas, las variedades con mayor descenso de valor a pie de campo son la Orri (-22%) y la Ortanique (-17%).

Los primeros coletazos de la crisis citrícola ocurrieron en enero, cuando variedades de mandarinas como la Clemenvilla o la Hernandina tuvieron graves problemas de comercialización e, incluso, hubo muchos campos que se quedaron sin recolectar por falta de demanda.

La organización presidida por Cristóbal Aguado insiste en un acuerdo global de la interprofesional Intercitrus que incluya, entre otros asunto, medidas contundentes para acabar cuanto con el problema de la ‘pinyolà’ que ocasiona una pérdida de consumidores. AVA-ASAJA advierte de que “las movilizaciones continuarán mientras las políticas agrarias y medioambientales impulsadas por todas las administraciones nos resten competitividad y nos echen de nuestros campos y granjas”.

Competencia desleal con las importaciones de cítricos extracomunitarias

El comunicado de la Asociación cita voces del sector, sobre todo del comercio privado y el cooperativismo, que culpan de la situación a las importaciones foráneas. CAVA-ASAJA reitera su “indignación ante la estrategia comercial de la UE que fomenta la competencia desleal de países terceros, a costa de sacrificar a sus productores, y destaca el enorme potencial de crecimiento de Egipto”, el cual superó a Sudáfrica en envíos de naranjas durante este tramo de la temporada (115.022 toneladas), lo que supone un incremento del 56% respecto al ejercicio precedente.

En este sentido, la organización agraria reclama a Bruselas que revise el acuerdo comercial que la UE tiene suscrito con Egipto, así como con otros países como Sudáfrica, Turquía y Marruecos, con el objeto de “evaluar el impacto presente y futuro sobre el sector citrícola europeo, teniendo en cuenta el incremento de superficie que han plantado en los últimos años, y evitar la entrada de nuevas plagas y enfermedades a Europa”.

Según datos de la UE facilitados por Ailimpo, las importaciones de naranjas a la Europa procedentes de países terceros, entre octubre y febrero, fueron 263.437 toneladas, un 5% menos que en el mismo periodo del año anterior. Las exportaciones de naranjas de España a la UE ascendieron a 580.337 toneladas, lo que mantiene la cuota de mercado en torno al 70% en una campaña con merma de cosecha a causa de adversidades climáticas.

Deja tu respuesta