Saltar el contenido

Detenida una mujer tras asesinar a un hombre y prender fuego a su cadáver en un parque de Vallecas

Menos de 1 minuto Minutos

El cadáver de la víctima no tenía dientes ni dedos, amputados para evitar su identificación. La mujer está acusada de un segundo homicidio

La Policía Nacional ha detenido a una mujer como sospechosa del homicidio de un varón, cuyo cadáver mutilado apareció quemado en un pinar del distrito madrileño de Villa de Vallecas. La identificación del cuerpo resultó complicada debido a que los dientes y dedos de la víctima habían sido extraídos para evitar su reconocimiento.

A pesar de ello, los agentes de la Policía Científica y de Homicidios lograron determinar la identidad del fallecido y detener a la sospechosa. La individua pasó a disposición judicial y se ordenó su inmediato encarcelamiento. Posteriormente, mientras estaba en prisión, fue acusada de otro asesinato.

La investigación se inició en agosto de 2021 cuando una vecina, paseando por un bosque en Villa de Vallecas, presenció un incendio. Los agentes que acudieron al lugar encontraron entre las llamas el cadáver de un hombre. El grupo VI de Homicidios, junto con los agentes de la Policía Científica, llevó a cabo las pesquisas que permitieron identificar a la víctima.

La asesina hizo creer a los allegados de la víctima que seguía vivo

El hombre trabajaba como marino mercante, pasaba largos periodos fuera de España y confiaba en personas cercanas para recibir su salario mensual. cuando volvía al país, estas personas debían entregarle el dinero generado por su trabajo, pero en algunos casos esto no sucedía y se convertía en víctima de robos constantes.

En agosto de 2021, la víctima llegó al aeropuerto de Madrid, donde lo esperaba una amiga que era, en aquel momento, su persona de confianza para recibir su salario, aunque ella se apropiaba indebidamente del dinero. Ambos se dirigieron a un local alquilado en Torrejón de Ardoz, momento en el que se perdió el rastro de la víctima. Los investigadores de homicidios pudieron determinar que fue en ese local donde se cometió el crimen.

Acto seguido, la presunta asesina engañó a un conocido para que le prestara su coche, con la excusa de una mudanza, y así pudo trasladar días después el cadáver de la víctima. Posteriormente, cubrió el cadáver y lo transportó en el coche prestado hasta el pinar, en la calle de Cerro del Murmullo, donde lo incineró.

Según ha relatado hoy ABC, tras el crimen, la mujer hizo creer al entorno del asesinado que su prolongada ausencia era voluntaria y que seguía con vida.

Después de numerosas investigaciones, los agentes arrestaron a la mujer, quien fue presentada ante la autoridad judicial y enviada a prisión. También se realizaron registros tanto en su domicilio como en el local donde ocurrió el homicidio, además del vehículo utilizado para transportar el cadáver de la víctima.

1 Comment

  1. Sergio1977
    julio 20, 2023 @ 6:36 pm

    Yo le preguntaría a Susana Griso cómo llamaría a esto y qué diferencia hay entre un asesinato cometido por un hombre o por una mujer. Mismo delito, misma condena, independientemente del sexo, género, autopercibimiento y demás sandeces progresistas.

Deja tu respuesta