Saltar el contenido

Una mujer mata a cuchilladas a un hombre en Calella durante una discusión en un bar

Menos de 1 minuto Minutos

La sospechosa detenida no era pareja del fallecido, pero compartían vivienda y regentaban el bar de Calella donde, presuntamente, lo asesinó

Asesinato en Calella durante la madrugada de este lunes. Los Mossos d’Esquadra investigan una reyerta violenta, sucedida en un bar-terraza de Calella (Barcelona), saldada con un varón de 42 años muerto a cuchilladas. La víctima es un colombiano con nacionalidad española y su presunta asesina procede también del país cafetero.

Las primeras informaciones disponibles apuntaron que la víctima murió en el marco de una disputa, iniciada sobre las cuatro de la madrugada en un local de la avenida Vallderoure, La Terraza de Pablo, un bar frecuentado por la comunidad colombiana de Calella.

Algunos testigos sugieren que la presunta homicida es una mujer con la cual la víctima habría entablado una acalorada discusión. Según los datos recopilados por la policía, la sospechosa detenida no es pareja del hombre fallecido, aunque compartían casa y también regentaban el bar donde sucedieron los hechos.

El caso ha quedado bajo la jurisdicción del Área de Investigación Criminal de la Región Policial Metropolitana Norte, que ha iniciado una investigación con el propósito de esclarecer los sucesos que desembocaron en el crimen.

Discusión y pelea en la madrugada del lunes

Según detalló El Caso, los servicios de urgencias recibieron una notificación este lunes de madrugada relativa a un altercado ocurrido dentro del establecimiento La Terraza de Pablo, con el balance de un hombre fallecido violentamente.

Hasta el lugar se han desplazado varias patrullas de los Mossos d’Esquadra, así como una ambulancia del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) y encontraron a la víctima tendida en la calle con una herida punzante en la parte superior del cuerpo.

A pesar de los esfuerzos de los facultativos, no lograron reanimar a la víctima y declararon allí mismo su fallecimiento. La policía catalana no descarta ninguna hipótesis, aunque los primeros informes señalan a una mujer con la cual la víctima había discutido momentos antes de su muerte. La sospechosa no estaba en el local cuando llegaron los agentes, que la detuvieron posteriormente.

De momento, soló se sabe que la detenida, también de ascendencia colombiana, era la compañera de trabajo del hombre fallecido, con quien regentaba este establecimiento. Al parecer, según los vecinos, no es la primera vez que genera conflictos en esta zona, en el epicentro del turismo de la comarca del Maresme.

Deja tu respuesta