Saltar el contenido

Una mujer acuchilla a su pareja en Benicalap, Valencia

Menos de 1 minuto Minutos

La mujer agresora atacó al hombre con quien compartía la casa con dos cuchillos de gran tamaño y luego trató de incendiar la vivienda

La Policía Nacional ha detenido a una mujer tras apuñalar a su pareja en la casa que compartían en el distrito valenciano de Benicalap. Según testigos presenciales, la mujer perpetró la agresión el 18 de junio, sobre las 11.00 horas.

Varios vecinos de la calla José Grollo se alarmaron al ver deambulando a la víctima, un hombre de 46 años, sin camiseta y con gran cantidad de sangre procedente de heridas en sus brazos y manos.

El hombre, aún impactado y en un estado de nerviosismo, afirmó que lo había atacado su novia de 32 años en lo que calificó de brote psicótico. La mujer, además, se había autoinfligido heridas con unas tijeras y aún permanecía en la casa compartida.

De acuerdo con la versión proporcionada a los vecinos y posteriormente a la policía, la mujer lo atacó con un par de grandes cuchillos: uno jamonero y otro con una hoja de sierra, tipo panadero.

Los vecinos quienes llamaron al 112 para pedir ayuda y alertar que la mujer portaba una arma blanca de gran tamaño. Según explicaron testigos al digital Levante-EMV, numerosos restos de sangre se extendían por el rellano de la escalera, el patio del inmueble e incluso recorrían la acera y la calzada, hasta el edificio de enfrente.

Mientras los vecinos asistían a la víctima, otros testigos vieron a la mujer paseando por las escaleras del edificio, armada con un cuchillo de grandes dimensiones.

A los pocos minutos llegaron patrullas de la Policía Nacional y una ambulancia enviada por el Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU). El hombre necesitó el traslado al hospital La Fe de Valencia para tratar las múltiples heridas defensivas en sus extremidades superiores.

La agresora intentó quemar la casa

Los vecinos explicaron a los agentes que, sobre las cinco de la madrugada del día 18, comenzaron a escuchar los gritos y las discusiones provenientes de la casa, una circunstancia que era habitual. Horas después, encontraron a la víctima que había salido a la calle en busca de ayuda.

Cuando los agentes ingresaron a la vivienda, protegidos con escudos antidisturbios, encontraron que salía abundante humo de la vivienda por un conato de incendio que provocó la sospechosa, quemando la cortina de la ducha en el cuarto de baño.

Los agentes detuvieron a la agresora y apagaron el pequeño fuego antes de que se propagara por el resto de la vivienda. La mujer planeaba incendiar toda la casa, porque había rociado alcohol en un colchón, pero la intervención policial impidió el siniestro.

La mujer agresora pasó a disposición judicial pero, según relatan los vecinos, ya está en libertad.

Deja tu respuesta