Saltar el contenido

El Gobierno destinará 50 millones para gastos de los ilegales llegados a Canarias en la avalancha de cayucos

Menos de 1 minuto Minutos

Escrivá llama ‘financiación alternativa’ a las subvenciones destinadas a ‘manutención’ de los ilegales y a ‘cubrir otros costes’ de los menas

El Ministro de Migraciones, Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, anunció este jueves, 18 de octubre, que “previsiblemente” se aprobará en el próximo Consejo de Ministros una subvención de 50 millones de euros públicos para Canarias con fin de atender a los ilegales llegados en avalancha de cayucos que sufre el archipiélago.

Escrivá explicó que esta financiación tiene un enfoque “alternativo” para cubrir gastos relacionados con alimentación y manutención de los desembarcados en Canarias. Un dinero público que, añadió, puede utilizarse para cubrir los costos asociados a los menas, porque, según el ministro, Canarias afronta un desafío de gran magnitud con casi 4.000 en proceso de acogida.

Según detalla Europa Press, el anuncio ministerial se produjo en una conferencia de prensa tras la visita de Escrivá a la isla de El Hierro, que comienza a ser conocida, como “la nueva Lampedusa“.

Tras su encuentro con el Presidente canario, Fernando Clavijo, el Presidente del Cabildo y varios alcaldes de poblaciones afectadas por el desembarco masivo de ilegales, el ministro Escrivá anticipó que los fondos de dinero público llegarán a lo largo de los meses que restan de 2023 y durante el resto de 2024.

La peor avalancha de cayucos desde 2006

Según datos de Interior recogidos por El Mundo, han llegado a Canarias 23.537 ilegales en 384 embarcaciones hasta el 15 de octubre, lo que convierte la actual oleada migratoria en la peor desde 2006.

A pesar de que Canarias sufre incontables problemas de inseguridad, en plena avalancha de cayucos, con la Policía desbordada y la población alarmada, el presidente canario, Fernando Clavijo, se remitió al argumentario oficial, afirmando que entre los ilegales vienen muchos niños “que arriesgan su vida en el mar”.

El presidente canario aprovechó para tachar de de “discursos fascistas, xenófobos y racistas” las soluciones al problema contrarias al relato ideológico obligatorio, consistente en acoger y mantener inmigración ilegal, en su mayoría de hombres adultos sin identificar de países musulmanes, y dispersarla por la península.

Deja tu respuesta