Saltar el contenido

El pequeño comercio tradicional vive sus horas más bajas en España

Menos de 1 minuto Minutos

El sector lo advierte: durante los próximos cinco años podrían cerrar un 40% de los establecimientos comerciales del país

Parece que se está produciendo un apresurado cambio en la concepción global del comercio minorista en nuestro país, un cambio que parece que busca acabar con él dada la tendencia frenética acentuada en los últimos años, precisamente desde la llegada del gobierno socialcomunista de Pedro Sánchez, desde que la varita de la Sanchosfera ha comenzado a hacer magia.

La realidad es tozuda y todos nos estamos dando cuenta de ello; es tozuda y muy triste a la vez porque los pequeños comercios de barrio frente a la competencia de los centros comerciales y la venta online, entre otros motivos, están provocando su desaparición inexorable. La inflación, la subida de la luz y el pago de autónomos también motivan la asfixia, tal y como denuncia la Confederación Española del Comercio.

Desde 2019, ya antes de la pandemia, se han ido cerrando una media de 25 negocios al día, lo que equivale a una media de 750 al mes. La cifra de autónomos dedicados al por menor a enero de 2024 se sitúa en el mínimo histórico de 476.459.

Cierre del 40% durante el próximo lustro

El pronóstico que realiza el sector para los próximos cinco años es sombrío: podrían cerrar un 40% de los comercios en España, según datos de COCEM (Confederación del Comercio Especializado de Madrid).

Pequeño comercio. Dos palabras que van a desaparecer de nuestro vocabulario. De hecho, ya ha empezado a hacerlo justo poco antes de la pandemia. Los autónomos dedicados al comercio al por menor ha caído, según publicaba recientemente El Mundo, en 34.100. 

Si se echa la vista más atrás, la pérdida asciende a 62.690 respecto al año 2009 y el máximo se alcanzó en 2015, con 554.990.

El pasado mes de febrero, el 26% de las pequeñas y medianas empresas facturaron menos a lo largo del pasado 2023 que en el ejercicio correspondiente a 2022. Además, el 23% de estos negocios cerró el último año con pérdidas, según datos aportados por La Gaceta.

50.000 pequeños comercios desaparecidos

Además, más de 50.000 pequeños comercios han desaparecido en la última década. Así se advierte en el último estudio que ha publicado UPTA sobre la mortalidad del pequeño comercio en España desde el 2013.

La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos publica que en el último año han desaparecido más de 17.000 comercios, mientras que en los últimos tres meses lo han hecho más de 20.000.

De acuerdo con el informe publicado por UPTA, en 2013, la afiliación al RETA era de 3.034.003 personas, con un aumento de más de 299.500 en la actualidad, lo que coloca el número de autónomos en cifras récord de la serie histórica, con 3.333.617 trabajadores por cuenta propia.

Sin embargo, a pesar de este incremento de afiliación, que se ha producido principalmente en los sectores en los que desarrollan sus servicios los profesionales cualificados, sector servicios, así como el transporte o la construcción; el pequeño comercio “no deja de caer en picado”, según la organización, por lo que cada vez son más negocios los que tienen que “bajar la persiana”.

Solo un 7% de nuevos negocios

Y solo el 7% de los negocios existentes se han creado durante el pasado año. De estas nuevas constituciones, el 6% (0,42% del total de negocios) procede de empresarios que tuvieron un negocio con anterioridad y lo tuvieron que cerrar a consecuencia de la pandemia, por lo que la creación de empleo entre las pymes y autónomos tampoco avanza a buen ritmo.

Deja tu respuesta