Saltar el contenido

El travesti Iván González (Samantha Hudson) deja de ser ‘embajador’ de la marca Doritos

Menos de 1 minuto Minutos

El boicot de los consumidores ante un “puerco peligroso” por sus comentarios en favor de la pedofilia han tenido efecto inmediato

Se llama Iván González Ranedo pero se hace llamar Samantha Hudson. Poco le ha durado eso de ser ‘embajador’ de la marca Doritos. El rechazo de los consumidores a este ‘nombramiento’ y el boicot a la empresa Pepsico han tenido efecto inmediato. ¡Cancelado!

Y es que estos días muchos han sido los que en redes sociales le han recordado a Pepsico quién es Iván González, ese referente de la cultura woke y que pretende ser además referente ideológico de la Generación Z.

Este muchacho, despedido por “puerco peligroso”, como ya titulan en plataformas la noticia algunos famosos youtubers, en sus mejores tiempos se manifestaba abiertamente a favor de la pedofilia e incluso se reía y mofaba de las mujeres agredidas sexualmente. El personaje que no tiene desperdicio, a pesar de este repugnante pasado, fue fichado por TVE para participar en programas del ente público como MasterChef y ahora Doritos lo había elegido para promover su marca. El tiro les salió mal.

Iván Hudson o Samatha González se ha autodefinido como marxista, defensor de Ada Colau y de todo lo que recuerda a Sanchismo Socialcomunista. Y su pasión por el sexo infantil no la escondió, incluso publicó mensajes donde lo alentaba. Luego dijo que se trataba solo de provocaciones de mal gusto, hechas en un tiempo en el que consideraba que el humor negro era su mejor estrategia.

Pero ¿cuáles eran esas publicaciones? Aquí una pequeña muestra:

Acabo de pasarle la lengua a mi prima pequeña por su vagina y me ha sonreído. Los más pequeños también merecen placer”. “Quiero hacer cosas gamberras, como meterme a una niña de 12 años por el ojete”. “Odio a las mujeres que son víctimas de violación y que recurren a centros de autoayuda para superar su trauma. k -que- putas pesadas”.

Además, este ser controvertido, “una repugnancia” según lo califican en redes sociales, ha mostrado públicamente deseos irrefrenables y sexuales hacia su padre. “Por dios, quiero chuparle la polla a mi puto padre”. “Me pone mi padre, muchísimo, le felo el nabo todas las noches antes de dormir”.

Pepsico ha buscado frenar el boicot a sus productos

Con la cancelación de Doritos, Pepsico ha reaccionado (solo dos días después del nombramiento de ‘embajador’) al posible boicot a sus productos que ha estado sonando en redes sociales, impulsado sobre todo por usuarios jóvenes, quienes serían el público objetivo de la marca.

Desde la marca han confirmado a la revista Rolling Stone su voluntad de no volver a trabajar con la activista, puesto que no tenían constancia en el momento de la contratación de las publicaciones inapropiadas realizadas en tiempos pasados de manera pública.

Deja tu respuesta