Saltar el contenido

Sánchez subvenciona un proyecto hídrico marroquí mientras destruye embalses en España

Menos de 1 minuto Minutos

El contribuyente español financia infraestructura para la Dirección General de Hidráulica del Ministerio de Equipamiento y Agua de Marruecos

El gobierno socialista ha concedido una nueva subvención para un proyecto hídrico en Marruecos por valor de 600.000 euros. El organismo extranjero destinatario de la subvención es la Dirección General de Hidráulica dependiente del Ministerio de Equipamiento y Agua de Marruecos.

Según detalla la licitación: se financiará la intervención “Contribución al fortalecimiento del saneamiento líquido rural en un enfoque innovador, proyecto centro Selfate de la comuna Selfate en la provincia de Sidi Kacem que tiene como finalidad garantizar el acceso al saneamiento en el centro de la comuna rural Selfate en la provincia de Sidi Kacem”.

El documento de la concesión de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), dependiente del Ministerio de Asuntos Exteriores, puede consultarse en este enlace.

Esta última ayuda de Sánchez para un proyecto hidráulico en el reino alauí se suma a otras creadas por el socialista, tales como la concesión de un crédito reembolsable de hasta cinco millones de euros para construir dos plantas potabilizadoras.

Proyecto hídrico para el extranjero y voladura de presas en España por la agenda ideológica del Gobierno

Mientras tanto, la premeditada desidia del ejecutivo de Sánchez en defensa del sector primario español ha quedado patente al establecer su gobierno el récord europeo de destrucción de embalses, agravando los efectos de la sequía.

Sólo en 2021, el gobierno socialista demolió 108 presas y azudes como parte de las medidas de la Agenda 2030, casi la mitad de las infraestructuras de este tipo eliminadas en el continente.

Además de las ayudas a una agricultura marroquí que ya compite con ventaja con la española, asfixiada por la presión regulatoria de la que carecen los africanos, también se han destinado 2.100 millones de euros para la transición energética y las necesidades de agua de Sudáfrica, en infraestructura de suministro y saneamiento.

El Ejecutivo socialista ofreció esas ayudas a través de la Compañía Española de Financiación del Desarrollo (Cofides) y la Corporación para el Desarrollo Industrial de Sudáfrica (IDC), quienes firmaron un memorando de entendimiento para reforzar la financiación bilateral durante la visita de Sánchez al país.

Deja tu respuesta