Saltar el contenido

Emergencia cinegética: los conejos híbridos del ‘Jurassic Park’ cunícola y otras plagas

Menos de 1 minuto Minutos

La superpoblación de conejos híbridos, jabalíes, ungulados y otras especies cinegéticas amenazan la agricultura y la ganadería españolas

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), ha informado sobre una “inédita” plaga de conejos híbridos, agravada por la sequía, que hasta el momento afectó a un millón de hectáreas de todo tipo de cultivos en 10 Comunidades españolas. Las pérdidas se cifran, a comienzos de abril, en más de 800 millones de euros.

Uno de los afectados es Pedro Gomáriz, responsable del Área de Fauna Salvaje de COAG, quien explica que la nueva especie híbrida “Es una mezcla de conejo de monte con doméstico. Más grande, más voraz y con mayor capacidad para procrear. Se ha convertido en un problema muy serio que a las administraciones se les ha ido de las manos“.

Plaga de garrapatas asociada a la superpoblación

“En la mayoría de las zonas las medidas que se han tomado hasta el momento han resultado claramente insuficientes para reducir la sobrepoblación de conejos híbridos y se requieren medidas excepcionales. Este animal se puede reproducir todo el año. Cada hembra puede tener 7 camadas al año, con una media de 6 crías, que en los casos más prolíficos pueden llegar a 13-14″, advirtió Gomáriz.

La sequía y el verano agravan el problema, porque la falta de vegetación en sus hábitats habituales provoca que la sobrepoblación de conejos, ungulados y otras especies de caza mayor se aventuren hacia zonas de cultivos y, literalmente, las arrasen.

En el caso de los conejos, el problema de salud pública afecta a los humanos. “Es el caso de las garrapatas. Las aves migratorias provenientes de África las traen y los conejos se infectan de las mismas en los humedales. A partir de ahí, alojadas en sus orejas, las distribuyen a lo largo y ancho del campo español. Ya ha habido casos de agricultores y senderistas hospitalizaciones por picaduras de las mismas”, advirtió Gomáriz.

La plaga se extiende por España sin medidas efectivas de control

La plaga se ha extendido por Aragón, Andalucía, Castilla La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana, La Rioja, Navarra y Región de Murcia, y en 1.436 municipios se ha declarado la emergencia cinegética por plaga de conejos.

Osvald Esteve, responsable de Fruta Dulce de COAG, ha detallado que los conejos híbridos “No sólo producen daños en la producción, si no que en el caso de leñosos los daños son tan profundos que obligan a tener que sacar los árboles y replantar, con los gastos y pérdidas que eso conlleva. Hasta los 5-6 años no se empieza a tener una cosecha normal. A ello hay que sumar el aumento de costes en la lucha contra los mismos, como la colocación de vallados perimetrales o protectores para leñosos”.

David Navarro, miembro de la Ejecutiva de UAGN, ha advertido que “Las personas que trabajamos en el campo tenemos medidas protectoras que son muy costosas y poco eficaces. Las medidas eficaces deben venir por parte de la Administración, tal y como venimos planteando: fomentar y facilitar la caza; facilitar la participación de los agricultores; apoyo económico por los daños; mantener zonas desbrozadas y de fácil acceso, entre otras…”.

Causas de la plaga de conejos híbridos

Javier Fatás, responsable de Medio Ambiente y Fauna Salvaje de la Ejecutiva de COAG ha señalado dos responsables principales: la imprudencia de las personas particulares y de la Administración.

“Ha habido irresponsabilidad por parte de los ciudadanos (que abandonan conejos domésticos cuando se cansan de ellos como mascota y los echan al campo) y de las mismas administraciones, que han intentado moldear de forma artificial el mundo natural, permitiendo la proliferación de conejos sin control para alimentar a especies en peligro de extinción como el lince”, aseveró.

“La situación se les ha ido de las manos y ahora los que estamos pagando las consecuencias somos los agricultores y ganaderos”, subrayó Fatás.

El Ministerio para la Transición Ecológica recomienda soltar conejos para controlar la vegetación en los parques de fotovoltaicas.

Como prueba de la desconexión existente entre el campo y los políticos que redactan las leyes, el ministerio encabezado por Teresa Ribera recomienda a promotores de plantas fotovoltaicas de toda España que suelten ovejas, conejos o liberes en su parcela para un control ecológico de la vegetación.

El Ministerio incide en que el control con animales, por su sostenibilidad, tiene preferencia sobre el desbrozado mecánico de la vegetación. Según recalcó Libertad Digital, el resto de Comunidades, con independencia del color político, han hecho, literalmente, un “corta-pega” de la norma.

ARAG Asaja denunció el pasado marzo que La ley de Caza, meses después de su aprobación, sigue sin un desarrollo reglamentario sobre cómo “controlar y minimizar los daños causados por estas especies en los cultivos agrícolas”, una situación que genera “indefensión” en los agricultores y ganaderos.

La organización explicó que “aprobaron una Ley sin atender una sola de las alegaciones que presentamos las organizaciones agrarias, y que después de todo, sigue sin ser efectiva porque no han sido capaz de desarrollar las medidas que en ella se recoge reglamentariamente”.

Daños generados por la fauna cinegética

Asaja Navarra UAGN ha denunciado que en la Comunidad Foral existe superpoblación de fauna cinegética, principalmente de conejo y jabalí. El indicador IKA (Índice Kilométrico de Abundancia) señala que la situación es grave por encima del valor 4 e implica daños en la agricultura. Sin embargo, desde 2004, zonas como la ribera derecha del Ebro, superan esta cifra y alcanzan valores alrededor del 20.

David Navarro, miembro de la Ejecutiva de UAGN ha explicado que “Estamos hablando de que en esta zona se cazan al año unos 130.000 conejos“. Si bien los agricultores asumen, afirma Navarro, que debe existir un equilibrio entre la actividad humana, la fauna y el medio ambiente: “No podemos aceptar que por una deficiente gestión, por una errónea política medioambiental, seamos los grandes perjudicados de ese descontrol cinegético al que hacía referencia”.

Asaja La Rioja solicitó la declaración urgente de comarca de emergencia cinegética temporal no solo para el conejo sino también para las especies como el jabalí, el ciervo, o el corzo, que también están causando problemas a los cultivos y a los ganaderos, debido a la extensión de enfermedades como la tuberculosis.

La solución a la plaga de conejos híbridos y otras especies (protegidas por los mismos legisladores animalistas que criminalizan la agricultura, la caza y la ganadería) parece que se dilatará en el tiempo. Queda por saber si el sector primario español resistirá semejante dosis de Agenda 2030.

1 Comment

  1. Eduardo Ortega Ruiz
    mayo 24, 2023 @ 3:26 pm

    Vamos a ver. Soy cazador, vivo en un pueblo y tengo familia agricultora de toda la vida. No existe ninguna plaga de conejo híbrido, menos en las zonas del mapa que pintáis en rojo. El problema es llevar regadío al decano y hacer concentraciones parcelarias de cereal. Antes había más conejos y más caza. Ahora se concentra en las zonas agrícolas porque no quedan iecos para que coman. Sólo hay regadío y cebada. Y lo del lince, en las zonas de este animal es precisamente donde “no hay plagas”, todo lo contrario, el conejo no remonta. Segundo, el conejo no podría ser híbrido ya que el doméstico y el de monte son la misma especie. Bulos sensacionalistas para que se exterminen los conejos. Venga ya, ya vale de mentiras y de llorar. Qué la PAC es vergonzosa y se está acabando con los montes. Ya vale. Y recuerdo que soy cazador del mundo rural.

Deja tu respuesta

Posts del Foro